jueves, 25 de mayo de 2017

Experiencias paranormales.

Hola mis mundanos de papel¡¡¡

Si, lo se. Llevo sin pasarme por aquí muchos tiempo… El tiempo que llevo en mi nuevo trabajo… Decir que he tenido mucho trabajo, es una tienda en la que se trabaja muchísimo y aún estoy haciéndome a la forma de trabajar ya que son extremadamente exigentes. Como se suele decir no he tenido tiempo ni para respirar.

Como ya sabréis me encanta todo lo relacionado con el terror, es mi genero literario favorito y soy muy fan de Cuarto Milenio y del ya desaparecido (por desgracia) Milenio 3… Así que siempre me ha gustado ver los videos de gente contando sus experiencias paranormales… Que sean todas reales o no la verdad que me da igual, algunas si me las creo otras no, pero por lo menos me hacen pasar un rato agradable… Yo no me considero ni una persona con ningún tipo de don, y ni siquiera son cosas espectaculares… son simples anécdotas, soy una chica de ciencias, aunque crea en todo lo paranormal siempre intento buscar una explicación razonable... Y la mayoría de las veces se la encuentro… Pero hay varias que por mas que pienso no la encuentro… Así que he decidido contarlas por aquí. Ya es vuestra decisión tomarlas como una simple historieta de miedo o como una anécdota cualquiera…

Abajo os dejaré un plano de mi casa (más o menos por que pinto fatal), me va a ser así mas fácil para que os ubiquéis.  Llevo viviendo en esta casa desde verano de 2006, yo antes vivía en mi pueblo y nos mudamos a la ciudad. Fue más o menos unos años después de la mudanza. Mi madre trabaja en el hospital y por aquella época tenía el turno fijo de noche por lo que me acostumbre a pasar las noches sola y fue así hasta que empecé con mi novio que él se empezó a quedar conmigo hasta que mi madre por motivos de salud paso al turno rotativo y pues paso de trabajar cinco noches a la semana a una. Poco después ya mama se mudo y mi novio se vino a vivir definitivamente a casa. Bueno, cuando nos mudamos mi perrita Nana aun estaba conmigo (tuvimos que sacrificarla por que se puso malita en 2010 yo empecé con mi novio el siguiente Marzo), aunque hay gente que no lo entiende ni lo comparte, mi Nana ( y ahora Mamba) dormía conmigo en mi cama, tenia a los pies de la cama una mantita calentita y allí le gustaba dormir. A mi me encanta, me hace sentir super protegida.

 
Y ahora si, con todos los datos vamos con la cuestión... Como veis os he dejado aqui el plano de mi casa. Se entra y justo dejas a la izquierda la cocina, pasillo al salón y de alli a un mini pasillo donde estan las puertas de las tres habitaciones y el baño. La habitación uno era la habitación de  mi mama, la que ocupamos nosotros ahora. 
La habitación dos es mi cuarto de soltera y la tres es el cuarto donde se queda mi abuela cuando viene del pueblo. 
Usad la imaginación por favor, lo marrón es la puerta ¿vale? Pues mi cama estaba justo abajo del numero 2, la cabecera más pegada a la habitación 3 y los pies para la ventana que esta en la esquina exterior. Si os fijais, desde esa posición yo no veía ni el pasillo y mucho menos el salón. 

Yo tenía la mala costumbre de acostarme hasta las tantas leyendo,  sabía que mi madre salia del trabajo a las ocho de la mañana y llegaba a casa sobre y cuarto. 
Siempre acababa apagando la luz en plan corriendo cuando escuchaba abrirse la puerta, nunca me dijo nada, así que supongo que nunca me pillo y si lo hizo no me dijo nada… Total, pues un día estaba leyendo,  sola en casa, y a eso de las seis de la madrugada mas o menos solté el libro y apague la luz. Me acuerdo que por aquella época tenia una lámpara de cuentas azules que, de verdad, parecía de un prostíbulo… Debo aclarar que mi perra era una perra de aguas blanca, gorda como ella sola, y de un carácter muy tranquilo, no solía ladrar ni gruñir, nada… Era un amor de perra… Si iba al baño, se venía detrás, si iba beber agua, se venía detrás… Era mi sombra. No sabéis lo que la echo de menos… A lo que iba, que apague la luz y me eche a dormir. No se cuanto pasó, pero no fue más de quince o veinte minutos… Cuando Nana, que estaba a mis pies, se puso super tensa y empezó a gruñir a la puerta. Cuando os digo tensa, es tensa, mi perra estaba gorda, mi madre la tenía super mimada… Y tenía el cuerpo como una piedra… NO paraba de gruñir super agresiva, le di con el pie y le dije lo típico “Nana calla” para despistarla de lo que estaba mirando y parara, por que eran las seis y pico de la mañana y mi habitación da a un patio interior, si empezaba a ladrar mis vecinos me iban a matar…
Pero en vez de relajarse se puso más tensa se levantó y se vino a la parte donde estaba la almohada y se sentó junto a mi pecho… Al rato ya super asustada de como estaba encendí la luz y me senté. No salí de la habitación, me daba miedo por si había alguien en mi casa, lo que menos pensé fue en fantasmas o presencias, tenía miedo que fuera un ladrón… Fuera no se escuchaba nada… Ni en mi casa, ni en el portal… Nada.

Y Nana se quedó ahí hasta las ocho y pico que escuchó a mi madre entrar, que se relajó un poco y volvió a los pies de la cama y se echó a dormir como si nada. No volvió a pasar nunca a excepción de una noche que empezó a ladrar sin sentido al pasillo y esa vez si estaba mi abuela en casa y se asustó bastante todo sea dicho. 

Y hasta aqu´i esta experiencia panormal que me hizo pasarla "putas" y que me diera un poquito de miedo dormir sola... He tenido m´as, pero como dije antes, nada espectaculares de apariciones de figuras ni cosas as´i... Supongo que las seguir´e contando, me gustan este tipo de cosas... 

Y sin m´as me despido hasta el pr´oximo d´ia (espero que no sea dentro de un mes y medio) Y ya saben, si tuvieron alguna experiencia paranormal, si crees o no, puedes dejarmelo en los comentario... Que es gratis¡¡¡¡

Un besito y nos leemos ;P

Twitter: @mundosdepapelbg
Instagram: @nana_mundos_de_papel

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Uy... me dio cosita leer tu historia jajaja
    También me gustan las cosas paranormales, historias de terror y demás. Mi perro, Riuk, cuando vivíamos en la otra casa (nos mudamos al departamento de en frente), se ponía a gruñir a las puertas que daban al pasillo y al estudio. Me moría de miedo yo, porque mi mente se pone a desvariar y a inventarse cosas jajaja
    Al final de tantos nervios que tenía el perro y lo tenso que se ponía, era yo quien se levantaba a recorrer la casa y prender las luces para que viera que no había nada (de guardián nada).

    Eso sería lo único... en casa de mi mamá me acuerdo que "vi" una sombra sentada en el sofá cuando pasé por el salón para ir a la cocina de noche.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar