Experiencias paranormales 2.

Hola mis mundanos de papel¡¡¡ Hoy os traigo algo diferente, quería hablaros de algo que me paso hace ya bastantes años... Seria como una segunda parte de mis Experiencias paranormales y se me pone la piel de pollo cada vez que me acuerdo... Lo pasamos fatal, tanto yo como mi amiga.

Cuando yo me saqué el carnet de conducir, en 2007, me faltaban varios meses aún para los veinte años, mi madre me “regalo” un coche, un opel astra de 1992, viejo, destartalado, pero me llevaba y me traía... El realmente me lo regalo cuando ella se compró uno nuevo, y en vez de venderlo o entregarlo a la casa pues me lo quede. No os podéis hacer una idea las fiestas y los kilometros que me he pegado yo en ese coche... Y lloré cuando tuve que deshacerme de él por ya eran dos o res veces al mes las visitas al taller, no me puedo quejar, el coche lo compró mi madre nuevo en 1992, osea que cuando lo entregue tenía 25 años y se fue andando sin que hiciera falta ninguna grúa... Se entregó a la casa cuando un familiar se compró un coche nuevo... Todavía guardo una llave... :(
Las letras de la matrícula eran H-P y mis amigos lo conocían como “el hijoputa”...

Antes que nada deciros que yo soy de un pueblo a casi ochenta kilómetros de la capital, que es donde vivo ahora. Yo seguía conservando a mis amigas en el pueblo por lo que muchos los fines de semana me iba en bus y cuando me saque el carnet de conducir pues practicante me iba todos los fines de semana al salir de clase, por aquella época yo estaba en el turno de tarde, por lo que salía de clase cuando ya había oscurecido. Con esto quiero decir que nunca me ha dado miedo conducir ni hacerlo de noche, que me daba igual hacer los ochenta kilómetros a las nueve de la noche que a la una de la madrugada. Y he sido de las personas que escuchaba Milenio 3 en el coche, nunca me ha dado miedo, algo de respeto si, pero miedo, lo que se dime miedo, nunca. Ahora por ejemplo si me da mucho respeto, por que una noche de camino a casa en una zona de montes no estaba echando cuenta a la carretera y cuando me centre otra vez en ella me desoriente y me dio un ataque de ansiedad, no me perdí ni nada por el estilo, por que es un carretera secundaria que aparte de los pocos cruces hacía los demás pueblos es imposible de perderse... Además fue en uno de esos cruces cuando me ubique por fin y me tranquilice un poco por que sabía que a eso de un kilómetro hay una gasolinera que era 24 horas, ahora creo que ya no, y allí me paré, me compré agua y me relaje un poquito y con las mismas me monté en el coche y camino a Huelva de nuevo.

Y ahora voy a la historia, una noche, a los pocos meses de tener el carnet una amiga y yo decidimos y a un pueblo cercano a ver a un amigo. Como no era de noche, pero no estas noches cerradas, al contrario había luna llena y era bastante clara y agradable. Total, que cenamos allí, dimos una vuelta y a eso de las tres y pico de la mañana decidimos volver a casa. Yo me considero una persona que conduce bien, el único accidente que he tenido fue por que se saltaron un semáforo y me dieron, mi coche con 25 años no tenía ni un solo arañazo, pero tengo un fallo y es que tengo un nulo sentido de la orientación y soy el despiste personificado, y como nunca había ido a este pueblo para llegar muy bien, pero para volver... Me equivoque en la rotonda y en vez de coger por la autopista por donde había venido me fui por la carretera secundaria... Pero bueno, seguimos las señales y ya llegaríamos...

Para que os hagáis una idea, era la carretera, a noche cerrada, y campos a ambos lados... que aunque la noche era clara no se veía a más de un metro del arcén. Me acuerdo que tenía la radio del coche rota y llevábamos la música puesta en mi móvil, el nokia xpres music azul, que lo destroce precisamente por usarlo de radio, le di un calentón. Íbamos hablando mi amiga y yo, debo decir que no nos cruzamos ni un solo coche hasta que entramos en la autopista, en esto que veo la señal con la flecha que señalaba Huelva y cuando volví a mirar un segundo después, por que aparte la mirada para ver la carretera, me vi a un hombre junto a la señal... Mi amiga también lo vio... Dí tal volantazo que no nos matamos de milagro, en ese momento vi la salida a la autopista y pensé “yo no voy a dar la vuelta” a lo que pegue otro volantazo para meterme en el desvío... De verdad, el miedo que me inspiró ese hombre... No puedo describirlo, era alto, con el pelo rizado y llevaba vaqueros y una camiseta de rayas marineras azul y blanca y tenía las manos a la altura del pecho, yo lo recuerdo con los ojos en blanco, pero creo que eso lo ha añadido mi imaginación... En la autopista tuve que parar diez minutos para tranquilizarnos y poder seguir el camino.

Yo creo en fantasmas, ovnis y todos esos temas, pero también soy de las personas que antes de dar por hecho algo intento siempre buscar la solución más lógica. Podía ser alguien a quien se le había estropeado el coche, pero allí no se veía coche ni moto ninguno y si hubiera sido más adelante no habría hecho señas para pararnos; tensé en un borracho, pero estábamos demasiado lejos del pueblo para que llegara andando... ¿Un mendigo? Volvemos a lo mismo, ¿cómo llegó allí? Que estábamos en mitad de la nada...

Así que estoy muy convencida que me encontré con una aparición en la carretera... Y lo pase muy muy mal. No he vuelto a pasar por ahí, y quiero hacerlo por que cuando llegamos a Huelva me fui directa al hospital por que mi madre trabajaba de noche y cuando le conté lo que nos había pasado, y un hombre que estaba al lado nuestra resultó ser del pueblo, y nos dijo que si había sido junto a un tocón con la forma de la virgen. Cuando le dijimos que estaba oscuro y que no vimos ningún tocón ( un tocón para quien no lo sepa es lo que queda del árbol cuando lo cortan) y nos dijo que si, que sería allí y que no nos asustáramos, que había pasado muchas veces y que él mismo se había encontrado con “apariciones” en esa zona de la carretera... Ya en ese punto descarté toda solución lógica, puede que ese hombre nos mintiera pero...

Yo lo pasé fatal, y espero no volver a verme en una situación así, por que tampoco reaccione bien con el coche y con los volantazos podríamos haber tenido un accidente...

Espero que les haya divertido, si se has ocurrido algo parecido déjamelo en los comentario por favor, ¡Es gratis!

Un besito, y nos leemos el próximo día¡¡



Twitter: @mundosdepapelbg
Instagram: @nana_mundos_de_papel


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi opinión sobre "After" de Anna Todd.

Mi experiencia con los tatuajes.

Tintes fantasía. Mi experiencia.